Automasaje

Automasaje para aliviar el dolor o la incomodidad

In categories: Automasaje

5 febrero 2012

Cada vez que tocamos una parte de nuestro cuerpo un impulso, a través del sistema nervioso llega al cerebro y vuelve en forma de sensación. Si el impulso es muy fuerte sentiremos dolor, y si es muy suave puede ser que casi no se sienta o nos haga cosquillas.
La presión debida la encontrará cada persona. Obviamente no debe ser algo doloroso, muy por el contrario, debe ser algo totalmente agradable.

-Ejercicios para hacer de pie:

Estos ejercicios activan la energía por eso es conveniente realizarlos por la mañana al levantarnos, y no antes de ir a dormir.

El que se aplica el auto masaje no debe hacerse demasiadas preguntas, ni tampoco tratar a toda costa de obtener resultados inmediatos, sino simplemente ponerse, con paciencia y constancia, a la tarea, dejando que la naturaleza siga su curso en el proceso de regeneración.
Busque un espacio tranquilo y tómese unos minutos para practicar los ejercicios que se explican a continuación.

Postura inicial:

Separamos las piernas de ancho de hombros, colocamos palma de las manos enfrentadas, que se toquen entre si, dedos hacia abajo, a la altura del ombligo. Y ahora frotamos intensamente. Cuando sentimos un calorcito en las palmas estamos listos!

1.- Ahora me inclino hacia adelante y comenzando por los pies en la cara interna de la pierna voy tocando con las palmas, como recorriendo un circuito que repetiremos varias veces. Subo por la cara interna de la pierna hasta el abdomen, sigo por el frente hasta el pecho. A la altura de las clavículas abro hacia los hombros (siempre por el frente). Vuelvo al cuello, cara, sigo subiendo, y toda mi cabeza pasando las manos hacia atrás hasta la nuca.

Hasta aquí el tiempo que emplee va a ser lo que dura una inspiración. Tomando aire subiré de los pies a la cabeza.

Ahora exhalando el aire..sigo por detrás, bajando.

Bajo por el cuello hasta los hombros. Paso las manos hacia abajo y atrás, los más alto que pueda, tratando de tocar los omóplatos, voy bajando a los costados de la columna hasta la zona de los riñones. Ahí las manos bajan por el costado de las piernas, otra vez hasta los pies, para volver a comenzar con otra inspiración el mismo ciclo.

Repetir tantas veces como se quiera.

 2.-Fricciono palmas de las manos como hicimos antes y con los dedos juntos doy golpecitos a un brazo por la cara interna subiendo hasta el hombro, giro el brazo, y bajo por el exterior hasta la muñeca. Repito unas 5 o 6 veces y cambio de brazo.

3.-Otra vez froto manos, doblo la cintura hacia adelante, y subo por dentro y bajo por fuera de las piernas de manera energética acompasando el movimiento con la respiración. Inspiro cuando subo, exhalo cuando bajo. Cuello, cabeza y hombros relajados.

 -Ejercicios para hacer de pie (preferentemente) o sentados.

4.-Armonización del abdomen:

Para los hombres:

mano izquierda sobre la derecha; y las dos apoyadas debajo del ombligo.

Voy a hacer 24 círculos alrededor del ombligo en el sentido de las agujas del reloj (como si mi abdomen lo fuera, las 6 abajo, las 12 arriba).

Y luego voy a hacer 36 círculos en sentido contrario.

 

Para las mujeres:

mano derecha sobre la izquierda apoyadas debajo del ombligo.

Voy a hacer 36 círculos en sentido contrario a las agujas del reloj.

Y luego 24 vueltas en sentido horario.

Ambos, hombres y mujeres finalizarán debajo del ombligo y descansarán las manos allí por un momento.

  • Este ejercicio es muy útil cuando nos duele o están inflamados el estómago o los intestinos, o tenemos diarreas u otras molestias similares. También alivia la ansiedad de cualquier tipo.

5.-Fricción en los riñones:

froto una palma contra la otra, luego apoyo en la parte baja de la espalda con los dedos apuntando hacia abajo y froto esa zona. Cuando una mano baja la otra sube unos 10 cm.., intensamente, durante 1 o 2 minutos.

-Ejercicios para hacer sentados.

6.-Sentado con las piernas estiradas hacia delante. Apoyo manos atrás para sostenerme o me apoyo sobre una pared o un respaldo con la espalda lo mas recta posible.

 

Cruzo una pierna sobre la otra y con la planta de ese pie, el que esta cruzado, deslizo de abajo hacia arriba por la cara interna de la pierna de la pierna estirada hasta la ingle. Y con el dorso o el talón bajo por fuera, en la cara externa de la pierna, hasta el pie.

Repito varias veces y cambio de pierna.

7.-

a) En la misma posición flexiono una pierna, planta del pie apoyada en el piso, y con las dos manos, trabajo la parte baja de la pierna

Dedos pulgares apoyados en la parte de atrás del tobillo, los otros dedos envuelven por delante.

Masajeo desde el tobillo hasta el hueco poplíteo, detrás de la rodilla.

 

Puedo presionar e ir subiendo o realizar pequeños círculos hacia afuera, para relajar la musculatura de la pantorrilla y eliminar el cansancio.

 

b) Ahora giro los pulgares hacia el frente, y con las dos manos trabajo la parte alta de la pierna, con la misma presión que en el ejercicio anterior.

Por delante y por detrás a la vez, subiendo hasta la ingle.

 Próximamente pondremos estos ejercicios en video.

 

Síguenos!!

Próximo evento

Durante la próxima temporada estaremos gestionando, cada mes, clases abiertas, para todo público, al aire libre.

Toda esta información y más es brindada en clases privadas y cursos o talleres grupales.

Contáctenos

Radio Pollença, 107.9 FM

Desde las 19,00 a las 19,15 h: Relajación guiada con Vero Bilicka, de la asociación ALEGRO.

Contáctenos