Sobre…Relación Medico-Paciente

“Responsabilidad en lugar de delegación.

 

Si reflexionamos un poco, quedará claro que toda la historia de la medicina es, en última instancia, la historia de una delegación: delegamos sobre el destino adverso la responsabilidad de nuestro estado, atribuimos a nuestras enfermedades la responsabilidad de no ser felices, delegamos en el médico la responsabilidad de curarnos.

A su vez, el médico delega en la investigación científica o en los fármacos la acción terapéutica. Nadie ser ocupa del ser humano que tiene ante sí. La historia de la relación médico y paciente es la historia de un abandono macroscópico. Todas las cualidades que el mero sentido común está en condiciones de reconocer, las características más genuinamente humanas, quedan fuera de escenario.

La medicina moderna no se ocupa de la calidad. Ignora en su recorrido detalles diagnósticos y terapéuticos como el amor, la conciencia, el conocimiento, la confianza, la belleza, la creatividad, el gozo, la escucha, la intención, la energía vital, la vocación, la verdadera naturaleza.

La nueva visión holística pretende enseñar al ser humano a asumir toda la responsabilidad respecto a sí mismo. A reconocer, por medio de la observación consciente, la aceptación y la escucha, que todos los hechos de la vida, toda enfermedad, son aliados que le indican el camino hacia la existencia, el descubrimiento de la vocación personal, la realización de la verdadera naturaleza de cada uno”.

 

 

(“Plantas Medicinales” de Laura Mantovani. Editorial Tikal).